Friday, September 16, 2005

La Responsabilidad Social Empresaria como elemento competitivo


por Omar Braga *
Cerca de 1.000 niños en situación de calle volvieron a la Escuela; 300.000 litros de lubricante usado fueron procesados de modo de evitar la contaminación ambiental; a muchos pacientes del Pereira Rossell ya no le faltaron vasos gracias a la donación de 500 copas recicladas por mes; más de4.000 uruguayos aprendieron gratuitamente técnicas de reanimación con elobjetivo de paliar los altos ratios de paros cardiorrespiratorios no asistidos inicialmente; 18 familias de La Cruz de Carrasco consiguieron vivir bajo un techo digno dejando atrás la precariedad de sus anteriores viviendas. Todo esto, entre muchos otros emprendimientos que impulsan el desarrollo del país mejorando la calidad de vida de los uruguayos. Estas acciones no se agotan en la anécdota, sino que hablan con claridad sobre un paradigma empresarial ampliamente desarrollado a nivel internacional y que comienza a ocupar la atención de la dirigencia empresaria y los actores sociales de nuestro país: la Responsabilidad Social Empresaria (RSE). No se trata de filantropía, nide altruismo, ni de caridad, ni de asistencialismo; implica el convencimiento de los empresarios en que la sustentabilidad de sus negocios únicamente será posible en un entorno de desarrollo económico, social y medioambiental. En el país cada vez más empresas son conscientes de que desarrollar la RSE genera una ventaja competitiva que fortalece los vínculos con los empleados,recompensa la relación con los consumidores, y mejora las condiciones deacceso a nuevos mercados y créditos. Convencidas de todo esto, es que desde hace cuatro años un grupo de empresas impulsó la creación de DERES (Desarrollo de la Responsabilidad Social) con el objetivo difundir este concepto e integrar a esta iniciativa a todos aquellos que vean en la RSE un buen comienzo para la construcción de un país mejor. El término Responsabilidad Social Empresaria está presente en cualquier libro, artículo o conferencia empresarial desde ya muchos años. Temas talescomo la ética, marketing responsable, comunidad y medio ambiente formanparte de un vocabulario que se ha internalizado fuertemente en el quehacerde los empresarios. Muchos podrán pensar que se trata de un nuevo nombre para una vieja práctica y, a ciencia cierta, no estarán muy equivocados. Dehecho, si bien el ejercicio de la RSE no es nuevo en las empresas, lo que hacambiado esencialmente es el impacto de estas acciones en la interna de lasempresas y la comunidad. Queda atrás la vieja economía en que el capital estaba representado poractivos tangibles, las ventajas competitivas eran duraderas y loscompetidores eran tradicionales y conocidos. Ahora nos encontramos en un mundo donde más que el capital importa elconocimiento, donde más que activos tangibles importan los intangibles; todo se hace en tiempo real, las ventajas se debe recrear permanentemente y loscompetidores son nuevos, desconocidos y muchos aún no aparecieron. En este marco, anotamos como el mayor de los riesgos quedarnos atados anuestros viejos modelos mentales, no percibiendo como una realidad el hechoque las empresas ya no son sólo responsables ante los propietarios, sino quetambién lo son frente a la sociedad en su conjunto. De hecho, estamos en la época de hacer trabajar la riqueza privada con finessociales dando respuesta a una demanda social insatisfecha; debemospracticar la “accountability”, concepto que nos lleva a rendir cuenta comoempresarios y como empresa del uso de nuestros recursos en la sociedad.
*Es Director de Saceem y preside la Comisión Coordinadora de DERES(www.deres.org.uy <http://www.deres.org.uy/> , deres@veritas.org.uy)

No comments: